Después de la razón llegó la emoción; y ahora, ¿ha llegado el turno de la intuición?

Recuerdo que cuando llegué hace 8 años a Visesa y empezamos a crear un servicio nuevo sentí la necesidad de medirlo todo, de trocear el proceso en lonchas cuyo espesor había que medir… Sigue leyendo